Stock de seguridad: ¿qué es?¿cómo calcularlo?

stock de seguridad

El stock de seguridad es un elemento crucial en la gestión de inventarios que ayuda a proteger a las empresas ante el desabastecimiento o las roturas de stock. Aunque calcularlo puede parecer una tarea abrumadora, en este post encontrarás todo lo que necesitas saber para garantizar la continuidad de tu negocio entendiendo cómo calcular el stock de seguridad de forma eficaz.

¿Qué es el stock de seguridad?

El stock de seguridad es una cantidad adicional de inventario que una empresa necesita mantener por encima de su nivel de inventario habitual con el objetivo de protegerse ante la incertidumbre en la demanda, en el suministro o ante imprevistos que puedan afectar a sus rutinas de trabajo.

El objetivo de este stock de seguridad, por tanto, es garantizar que la empresa pueda cumplir con los pedidos de los clientes sin sufrir una interrupción en la cadena de suministro o una escasez de productos, pero también que pueda seguir trabajando a pesar de surgir cualquier tipo de problema con su equipamiento.

Ahora bien, mantener un exceso de inventario puede conllevar significativos costes:

  • En espacio de almacenamiento.
  • Deterioro de productos y equipamiento electrónico.
  • Obsolescencia de los productos.

Por lo tanto, encontrar el equilibrio adecuado entre el nivel de inventario normal y el stock de seguridad es fundamental para lograr una gestión eficiente del inventario y maximizar la rentabilidad de la empresa.

¿Cómo calcular el stock de seguridad que se necesita?

El cálculo del stock de seguridad que se necesita implica una evaluación cuidadosa de distintos factores para determinar la cantidad de inventario adicional que se debe mantener.

Estos son los puntos básicos para ajustar al máximo el stock de seguridad:

  • Demanda: Se debe analizar el historial de demanda para determinar su variabilidad y pronosticar el nivel de demanda futuro.
  • Tiempo de espera: Hay que evaluar se tardaría en reponer el inventario en caso de agotarse por completo. Si los tiempos son reducidos, tener un gran stock de seguridad no será necesario.
  • Servicio al cliente: Definir el nivel de servicio que se desea proporcionar es clave, por lo que es necesario tener en cuenta qué porcentaje de pedidos deben cumplirse sin retrasos sí o sí.
  • Calcular el punto de pedido: Es necesario hallar el nivel exacto de inventario en el cual se debe realizar un nuevo pedido para garantizar que se reciba a tiempo antes de sufrir posibles roturas de stock.
  • Calcular el stock de seguridad: El stock de seguridad se calcula como la diferencia entre el punto de pedido y el nivel de inventario normal.

Así, el cálculo del stock de seguridad es un proceso continuo que requiere de monitoreo y ajustes periódicos para poder adaptarse y resultar realmente útil ante los cambios en la demanda o el suministro.

Por qué es importante tener un stock de seguridad

Tener un stock de seguridad es importante porque ayuda a muchas empresas a protegerse contra la incertidumbre que podría afectar a su normal funcionamiento.

Mantener un inventario adicional por encima del nivel normal permite estar preparados para cumplir con los pedidos de los clientes sin interrupciones en la cadena de suministro o una escasez de productos. Esto también puede ayudar a mejorar la satisfacción del cliente al garantizar que los pedidos se entreguen a tiempo y en buenas condiciones.

Pero no solo hay que preocuparse por tener stock de seguridad de productos que se venden, sino también del equipamiento de trabajo indispensable para cada actividad concreta. El problema es que, como ya hemos dicho, almacenar piezas de electrónica, además de caro, puede ocasionar desperfectos en los equipos que los inutilice y los anule cuando sea necesario recurrir a ellos.

Ejemplos de distintos tipos de control de stock

Existen diferentes ejemplos de control de stock de seguridad, y estos son algunos de los más importantes:

  • Control de stock basado en la demanda: Su objetivo es garantizar que haya suficiente inventario disponible para satisfacer las necesidades de los clientes sin alcanzar un exceso de inventario que suponga costes adicionales.
  • Control de stock por lote: Se basa en la compra o producción de lotes de productos en grandes cantidades a intervalos regulares para aprovechar las economías de escala y reducir los precios unitarios de los productos. Se trata de una forma de funcionar muy útil para productos con una demanda predecible y constante.
  • Control de stock por ubicación: Organizar los productos en diferentes ubicaciones en función de su demanda, rotación y requisitos de almacenamiento puede mejorar la eficiencia y la velocidad en la preparación y envío de pedidos, así como minimizar sus costes de almacenamiento y manipulación.

Eso sí, utilices el método que utilice tu empresa, en TEGA Industrial tenemos el firme compromiso de garantizar stock con entrega inmediata de nuestros productos más importantes, como nuestros PC Panel Industrial. No importa para qué los necesites, no necesitarás tener stock de repuesto porque, a diferencia de otras compañías, con nosotros tienes la garantía de recibirlos en el momento en que los necesites, sea cuando sea.

Solicita tu presuesto